• capitans
  • un cerdo en gaza
  • microphone
  • diamantes negros
  • slimane
  • amerrika
  • crayons
  • el rayo
  • mapa emocional de Tanger
  • yema
  • ali ojos azules
  • dos metros
  • el arrepentido
  • habibi
  • mi tierra
  • la segunda mujer
  • TODOS VOSOTROS SOIS CAPITANES / Oliver Laxe / España, Marruecos / 2010
  • UN CERDO EN GAZA / Sylvain Estibal / Francia / 2011
  • MICROPHONE / Ahmad Abdalla / Egipto / 2010
  • DIAMANTES NEGROS / Miguel Alcantud / España y Portugal / 2013
  • SLIMANE / José A. Alayon / España, Francia, Marruecos / 2013
  • AMERRIKA / Cherien Dabis / Estados Unidos, Canadá y Kuwait / 2009
  • CRAYONS OF ASKALAN / Laila Hotait / Libano, España / 2011
  • EL RAYO / Fran Araujo, Ernesto de Nova / España-Portugal / 2013
  • MAPA EMOCIONAL DE TÁNGER / José Ramón da Cruz / España / 2012
  • YEMA / Djamila Sahraoui / Argelia, Francia / 2012
  • ALÍ OJOS AZULES / Claudio Giovannesi / Italia / 2012
  • DOS METROS DE ESTA TIERRA / Ahmad Natche / Territorios Palestinos / 2012
  • EL ARREPENTIDO / Merzak Allouache / Argelia, Francia / 2012
  • HABIBI / Susan Youssef / Holanda, Estados Unidos, Autoridad Nacional Palestina, Emiratos Árabes Unidos / 2011
  • MI TIERRA / Mohamed Hamidi / Francia / 2013
  • LA SEGUNDA MUJER / Umut Dag / Austria, Turquia / 2012

14,4 km es la distancia mínima entre las dos orillas del Estrecho de Gibraltar


El Mediterráneo siempre ha sido un mar de idas y venidas, de migraciones y mestizajes. Un marco geográfico en el que a lo largo de los siglos han interactuado gentes procedentes de las distintas tierras bañadas por sus aguas, mezclándose e influenciándose recíprocamente de forma natural. Todos estos movimientos han generado numerosos elementos culturales compartidos aunque resulte complicado hablar de una cultura mediterránea propiamente dicha. Más bien estamos ante un marco común en el que conviven distintas culturas estrechamente vinculadas entre sí.

El proyecto 14,4 apuesta por reforzar el diálogo cultural entre los pueblos de la ribera mediterránea por encima de posibles obstáculos o diferencias de índole geopolítica, religiosa, etc. Consideramos la cultura y, en especial el cine, como una herramienta fundamental para tender puentes entre las dos orillas del Mediterráneo, para ayudarnos a comprender y actuar sobre la realidad de nuestro entorno.

En los últimos años el cine mediterráneo está cobrando fuerza. Poco a poco va abriéndose camino en importantes festivales internacionales. Este de eventos constituyen una valiosa oportunidad para su visibilización, así como un marco idóneo para fomentar el intercambio de ideas.

Aún así, el gran problema para la difusión de las producciones surgidas en los países mediterráneos continúa siendo la distribución. Salvo contadas excepciones, la circulación en Europa y, sobre todo, en España de películas procedentes de países del Magreb y del Máshreq es muy escasa. Del mismo modo, son contadas las producciones europeas que llegan a la orilla sur del mediterráneo, debido fundamentalmente a la desigual competencia de las grandes superproducciones norteamericanas.
14,4 km pretende paliar en parte esta situación fomentando el diálogo cultural y generando una red alternativa de exhibición de cine mediterráneo.

Gracias a la colaboración de proyectos e instituciones culturales de ambos lados del Estrecho, como Márgenes - espacio de cine español periférico, el Instituto Cervantes, la Filmoteca de Andalucía, Casa Árabe, el Festival de Cine Mediterráneo de Tetuán y la Cinemateca de Tánger, se han organizado una serie de muestras cinematográficas que se desarrollarán entre febrero y marzo de 2014.

14,4 km., un espacio para el encuentro, la cultura y la reflexión sosegada.

Ven, cabemos todos.